Subasta presencial
Finalizada
17 -

Fernando Botero. Tejados de Medellín, 1952

VENDIDO POR

COP 170.000.000

Comparta este lote

Descripción del lote

Fernando Botero (Colombia, 1932)
 
Tejados de Medellín, 1952
Acuarela sobre papel
52 x 64 cm - (20.5 x 25.2 in)
 
Firmada y fechada Botero 52 en la parte superior derecha.
 
Realizada en 1952, cuando Botero tenía solo veinte años, la acuarela que se presenta en esta subasta es un excelente ejemplo del alto nivel de maestría que el artista alcanzó ya a temprana edad, antes de salir de Colombia y tomar contacto directo con las escenas de Europa, México y Estados Unidos. El de 1952 fue un año clave en el proceso formativo del joven Botero. Tras pintar por unos meses, emulando a Gauguin, en la población tropical de Tolú, en el Caribe colombiano, el artista realizó su segunda exposición en la Galería Leo Matiz de Bogotá, ganó el segundo premio en el IX Salón Nacional de Artistas con el óleo Frente al mar, fue homenajeado con la publicación del primer libro dedicado a su obra y emprendió, con sus propios medios, un viaje hacia Europa que constituiría una importante fuente de estímulos para su producción posterior.
 
Dominada por una rica gama de verdes y tintas tierra, está acuarela representa, con toda probabilidad, los cerros de Medellín. Su ejecución puede ubicarse entre el regreso del artista a la ciudad, luego de la experiencia de Tolú, y su partida para Europa.
 
La pieza tiene dos aspectos sobresalientes. Por un lado, lleva impreso de manera incontrovertible el sello estilístico de la escuela de acuarela antioqueña, cuyos principales intérpretes fueron Pedro Nel Gómez y Rafael Sáenz, ambos maestros muy admirados y mirados por el joven Botero, quien, como todos saben, es de origen antioqueño y se inició al arte en Medellín. Por otro lado, las edificaciones que aparecen en la pieza parecen dilatarse en el espacio, lo que testimonia la temprana presencia, en la obra de Botero, de un interés por el volumen. Este surgió posiblemente, mediado por Ignacio Gómez Jaramillo, de una atracción del artista por la escuela mexicana y años después, tras un proceso complejo pero coherente, desembocaría en la definición de ese peculiar estilo que todos conocen.
 
Todavía arraigada en el ambiente plástico antioqueño de la primera mitad del siglo pasado, donde el maestro empezó a mover sus primeros pasos, pero ya claramente orientada hacia la monumentalización de las formas, la acuarela es un válido - además de un muy raro - ejemplo de la tensión del joven artista hacia los resultados de su pintura madura.
 
Asimismo, es importante destacar que, tras la publicación, en 2012, del volumen Fernando Botero. La búsqueda del estilo (1949-1963) de parte del historiador del arte colombiano Christian Padilla, tanto la crítica como el mercado han comenzado a mirar con mayor atención a la obra temprana de Fernando Botero, determinando una sensible revalorización de las piezas de aquella época.
 
Colección privada, Bogotá.
 
Estimados: $90.000.000 - $180.000.000

Lotes recomendados

© Bogota Auctions - Todos los derechos reservados